COVID-19 ha transformado de manera drástica el mundo; la forma de trabajo, los hábitos de consumo, la interacción con los clientes y la lista continúa creciendo. El uso de herramientas tecnológicas para la operación de la mayoría de las empresas se ha vuelto imprescindible y gran parte de estas compañías se han adaptado de manera satisfactoria a la situación, pero es ahí donde encontramos el principal error; “se han adaptado”. Por definición, adaptar, se refiere a la modificación de algo con el objetivo de que desempeñe nuevas o distintas funciones de las que inicialmente tenía, y el diferenciador que ayudará a visualizar la situación actual desde un ángulo de crecimiento, será enfocar la atención en “evolucionar” de manera continua en lugar de “adaptar”.

Está claro que la pandemia ha modificado los hábitos de navegación y uso del internet y éste ha desarrollado funciones educativas, laborales y comerciales más que nunca. En la más reciente actualización del reporte digital 2020 elaborado por Hootsuite en colaboración con We Are Social, podemos notar que experimentamos un crecimiento anual del 8.2% (346 millones) en usuarios de internet, que en promedio pasan 6H 42M diarias utilizándolo. Como respuesta a esta inevitable transformación digital, las empresas deben actuar ante las nuevas exigencias del mercado:

EN EL ÁMBITO LABORAL

Se espera que el 27% del total de usuarios de internet (aprox. 4 mil millones) de 16 a 64 años, trabaje desde casa incluso después de haber sido controlado el brote de COVID-19. Esto obliga a las empresas a desarrollar productos que respondan a las necesidades de trabajar desde casa de manera rápida y eficaz e incluso incrementa la posibilidad de globalizarse como compañía en términos de talento humano. Es inútil tratar de eludir el hecho de que tarde o temprano las compañías deberán migrar a una forma de trabajo digital, así que, hoy es el momento para concentrarnos en siempre ir un paso adelante.

EN EL ÁMBITO COMERCIAL

Las ventas se ven amenazadas por un panorama incierto ante posibles rebrotes de COVID-19 y es primordial comprender que esta situación no llegará a su fin en un futuro cercano. Esto afecta directamente a la estructura comercial de las empresas, ya que, es necesario apostar por un rediseño en el departamento de ventas que encaje con la nueva realidad digital. Los efectos de la pandemia no son pasajeros y las medidas que se implementen para enfrentar la nueva realidad en términos empresariales y económicos deben ser estratégicamente diseñadas para replicarse, actualizarse y estar en constante evolución.

Es de gran importancia ejecutar estrategias que permitan mantener e incluso incrementar la cartera de clientes; buscar alianzas, ofrecer facilidades y beneficios y sobre todo, mostrar empatía. Debemos recordar que son tiempos difíciles para el mercado global y que tratamos con personas que buscan una experiencia satisfactoria al conectar con nuestra compañía.

En promedio, se espera que el 49% del total de usuarios de internet (aprox. 4 mil millones) de 16 a 64 años, realicen compras en línea con más frecuencia después de que se controle el brote de COVID-19. Hubo un incremento del 19.1% en el número de transacciones efectuadas a través de un e-commerce con 21.6% más en el índice de conversión, comparadas con las cifras pre-COVID.

Los usuarios de internet están también evolucionando en cuanto a sus hábitos de consumo, se están aclimatando a las nuevas tecnologías y modalidades de compra, pero eso no exenta a la empresa de generar una “experiencia” al momento de tener contacto con el cliente. Se deben desarrollar productos digitales enfocados y centrados en la satisfacción del cliente; hay que optimizar su experiencia de compra, pero también debemos estar presentes en el momento y lugar adecuado, es por eso, que las redes sociales también son determinantes en la nueva realidad digital.

Debido a la pandemia, el uso de redes sociales ha incrementado drásticamente. Si tenemos en cuenta que el 88% del total de usuarios de internet (aprox. 4 mil millones) utiliza constantemente alguna red social y cada uno cuenta con 8 perfiles en promedio, podemos concluir que el peso de los medios digitales en la actualidad es significativo y la impresión que la gente tenga de nuestra compañía va a depender en gran medida de lo que encuentre en internet.

Hoy más que nunca es momento de estar cerca de nuestros clientes, aunque sea a distancia. La innovación juega un papel determinante en la operación de una compañía y sus relaciones con los clientes. No basta con solo dar una respuesta emergente ante cualquier crisis sino que es necesario ocuparse de manera inmediata e impulsar el rápido desarrollo de nuevos productos y experiencias digitales, siempre preparados para evolucionar y poder actuar ante cualquier situación.

Source: Global Report Q3 Update by Hubspot and We Are Social.

Publicado originalmente en: https://es.bdigitalb.com/post/mundo-digital